05 de Agosto, 2016
Centenario del MBA inicia con la exposición El lugar de las imágenes

(Prensa FMN-MBA, agosto 2016).- Considerado uno de los íconos arquitectónicos del país y referencia obligada para la exhibición del arte universal en Venezuela, el Museo de Bellas Artes (MBA) inicia este domingo 7 de agosto a las 11:00 am las celebraciones de la antesala a sus 100 años, con la inauguración de la exposición El lugar de las imágenes. Colección de arte europeo del siglo XV al XIX en la sala 12 del edificio Moderno, con el apoyo del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, a través de las Fundación Museos Nacionales (FMN).

“Este es un momento de júbilo para todos los trabajadores y allegados al museo, pues comienza lo que será la gran programación en el marco de nuestro centenario”, expresó la directora del MBA, Irene Guillen, quien además enfatizó que dentro del Plan Museológico para este 2016-2017 se plantea mostrar nuevamente las grandes obras de la Colección FMN-MBA. Sin duda, es un patrimonio que será bien recibido por los ciudadanos que nos visitan.

Guillen recalcó que “para nosotros es importante mostrar el patrimonio artístico de la nación, representado en colecciones como las de arte latinoamericano, arte egipcio, cerámica, cubismo y arte europeo, entre otras. Estas muestras serán inauguradas durante el último semestre de 2016, hasta ocupar todas las salas del edificio moderno”.

Lo interesante de esta propuesta –acotó Guillen– es que aunque se tiene previsto que las exposiciones permanezcan abiertas entre tres y cuatro años, algunas de las piezas exhibidas se rotarían cada cierto tiempo, sin alterar el discurso curatorial, tal como ha sido planificado y concebido por el equipo de investigadores del MBA. La colección no se agota con las exhibiciones y la rotación de obras permite ampliar la visibilidad de nuestro patrimonio. Con la sustitución de piezas también se garantiza el cumplimiento de las normas de conservación, especialmente en el caso de las obras sobre papel, que no deben estar expuestas más de seis meses debido a los efectos adversos de la luz. En este sentido, se ha planteado reactivar el Gabinete de Dibujo, Estampa y Fotografía como espacio especialmente dedicado a la exhibición de obras con este tipo de soporte.

El 2017, será el año del edificio Neoclásico, ya que se inaugurará en todas sus salas una gran exposición que dará cuenta del origen, desarrollo del museo y su quehacer en diversos ámbitos de la museología venezolana. “Este relato incluirá los hitos históricos más relevantes del museo; desde los primeros ingresos de obras, las exposiciones más destacadas, además de los eventos más importantes”, señaló Guillen.

Cinco siglos de arte

La exposición El lugar de las imágenes. Colección de arte europeo del siglo XV al XIX, propuesta de la investigadora del MBA, Rigel García, muestra un segmento representativo de las piezas pertenecientes a este período. Estas piezas se encuentran bajo la custodia del MBA.

Para García, las obras son lugares “donde ocurren muchas dinámicas, donde la gente expresa lo que piensa, experimenta su vida cotidiana o denuncia sus problemas. Son lugares en los que una sociedad hace preguntas e intenta responderlas. Las imágenes también funcionan en determinados lugares y responden a una concepción del mundo y de la representación”.

La muestra incluye casi todos los géneros presentes en la colección, a través de una doble lectura: cronológica y temática, en las que se ponen en evidencia las preocupaciones que cada momento histórico tuvo con respecto a la creación y uso de las imágenes. De este modo, más de 50 obras de la exhibición –en su mayoría pintura–  plantean un recorrido que inicia en el siglo XV y culmina a finales del siglo XIX. Este ha sido dividido en cuatro núcleos: Lugares simbólicos, Miradas a lo humano, Mundos ideales y La imagen trastornada.

El primer núcleo, Lugares simbólicos, incluye piezas del siglo XV que representan la transición entre la Edad Media y el Renacimiento. García explica que estas piezas aún muestran códigos de representación medieval, con el uso de figuras rígidas y fondos dorados. La divinidad se muestra en un espacio simbólico que enfatiza su carácter sobrenatural y ultraterreno. Un aspecto fundamental de estas piezas es que estaban ubicadas en altares de iglesias o capillas domésticas, lo que refiere a una función ligada a la experiencia religiosa.

Miradas a lo humano comprende obras de los siglos XVI y XVII. Las piezas exhibidas son herederas de la ruptura que tuvo lugar en el campo de la imagen como consecuencia de la Reforma de Lutero y la Contrarreforma Católica. Los países protestantes, en especial los Países Bajos, enfatizan la representación de la cotidianidad sin dejar de lado el mensaje moral acerca de la fugacidad de la vida. Por otra parte, el mundo católico apela por un Cristo más humano, sufriente y cercano, que mueve a la emoción; en su intento de recuperar fieles tras el cisma protestante.

En Mundo ideales se da cuenta de la complejidad del siglo XVIII y XIX, con la reivindicación de la imaginación en géneros como el paisaje o en las aproximaciones a un nuevo ideal estético producto del redescubrimiento de la Antigüedad clásica. Procesos culturales como la Ilustración, la Enciclopedia y la Revolución Francesa inciden en la creación de imágenes, utilizadas para difundir los ideales académicos o reafirmar el poder político. Al mismo tiempo, una mirada crítica como la de Francisco de Goya introduce los argumentos a favor y en contra del proyecto de la razón.

El último segmento de la exposición, denominado La imagen trastornada, abarca las últimas décadas del siglo XIX con tendencias como el impresionismo y el postimpresionismo, entre otros, como preámbulo a lo que serán las vanguardias del siglo XX. “Vemos pinceladas más libres y figuras deformadas que se alejan del naturalismo que había predominado en los siglos anteriores. Se explora en los efectos ópticos de la luz, en el comportamiento de los materiales o en la expresión de emociones”. Destacan aquí las obras de Henri de Toulouse-Lautrec y Paul Cézanne.

Un museo educativo

Con El lugar de las imágenes. Colección de arte europeo del siglo XV al XIX inicia igualmente todo un programa de charlas, conferencias, conversatorios y talleres dirigidos a toda la familia, con el objetivo de afianzar al museo como espacio vivo de encuentro para el debate y la reinterpretación del arte, destacó la directora del MBA, Irene Guillen.